A BEAUTIFUL THING, UNA PERSPECTIVA SOBRE IDLES.

Por  David Núñez R.

3/03/2020

COMPARTE

  • Facebook - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco

Idles tiene 4 fechas en nuestro país (CDMX, Guadalajara y Monterrey), 3 de ellas agotadas, y creo es por lo siguiente:

Siempre aplaudiré cosas honestas, genuinas, con huevos.

Ser genuino no se trata de descubrir hilos negros, ni ser pionero en ciertos rubros o aspectos de la vida; serlo radica en la esencia, personalidad, fe y empeño en la vida cada día. De esta manera, creo, se cambia el mundo.

Al momento de montar el “The Park” Stage, en Glastonbury 2019, Joe lo sintió, se percató y entendió que estaba cambiando al mundo, que lo lograba junto a sus camaradas. Se arrodilló y soltó algunas lágrimas; apenas iniciaba el show, lo entendió. 60 mil personas, no siendo estelares, ¡pero qué importa cuando estás cambiando al mundo!

No se trata de usar chamarra de piel, tener tatuajes o ser rudo (qué flojera), sino de honestidad y de la sinceridad con la que actúan y llevan a cabo su live performance. Al carajo las poses, el glamour y la apariencia, la mercadotecnia y la estética de la banda, más que un “género” (qué horror esa palabra) es una actitud de vida.
 

Su concepto no es virtuoso, no se basa en el talento, ni tampoco existen solos de guitarra, baterías enormes ni soberbias, sólo secuencias repetitivas, potentes, poderosísimas y un ejército de seguidores que se parte la madre por estos cinco tipos bastante simpáticos, humildes y simplones, originarios de Bristol, Inglaterra, treintones desmadrosos, no tan pretenciosos; tal vez por eso me identifico con ellos… eso aún no lo resuelvo.

La resiliencia sobre perder a alguien, un suceso traumático, crecer, adaptarse, deprimirse, la vida misma, trata este concepto que tratan ellos.

El punk ha vuelto y evolucionado, no lucha contra lo mismo que hace 40 años, pero aquí está como siempre, escondido, marginal, como nunca ha dejado de sonar en Neza, Ecatepec o Tlalnepantla o en el Chopo, como suena en Bristol.
 

Tomar algo hecho y adaptarlo a la contemporaneidad resulta desafiante, pero no me queda la menor duda que el mundo necesita un poco de rudeza para funcionar, pero con mucho amor, respeto y compasión.

Qué bueno que hayan llegado, que están aquí y que tengo entradas para su presentación en CDMX.

Estimados y queridos IDLES, si por casualidad o fortuna llegan a leer esto, sepan que su resiliencia está cambiando al mundo, que tienen todo mi respeto y admiración.
 

Love, respect and compassion!

Liberté, Égalité, Fraternité!

Idles visita a México

ESCUCHA LO MÁS RECIENTE DE IDLES:

@2019 by Planeta9Radio. All Rights Reserved