El RACISMO NORTEAMERICANO. LA FARSO, LOS FALSOS DISCURSOS Y LA DOBLE MORAL

Por David Ñuñez

black lives matter

El punto de vista de este artículo es únicamente del redactor. Cabe resaltar que no es experto en lo relacionado a lo que música refiere, sólo su punto de vista.

I

Aproximadamente hace cuatro o cinco años empecé a escuchar rap latinoamericano; específicamente en español. Asistí a algunas batallas líricas y en Youtube seguía a la escena mexicana de freestyle.

Hasta ahí todo bien.

Me gusta la agresión cara a cara, la rima y el beat. Pienso que es un ejercicio de inteligencia y velocidad, tanto cerebral como emocional, y un espectáculo, como la lucha libre.

Lo curioso es que el lyric siempre es el de calle, el de barrio, el de hostilidad y la agresividad, el de Mafia y el de gente con pantalones; pero la premisa y bandera de estos personajes del rap latinoamericano es el respeto, la hermandad, la solidaridad.

II

Hace como 15 años un amigo, el cual espero lea esto, Julio Cruz, me explicó cómo funciona el hip-hop, que deriva de la cultura del rap, y que a su vez su música representa a esta cultura.

El RAP ES AGRESIÓN, NO ES PAZ, ES VIOLENCIA.

Hace más de 100 años la cultura afroamericana comenzó a tocar blues… tristeza, frustración, depresión, enojo, ira, muerte, hambre, PORQUE FUERON ESCLAVOS. Esa fue la manera en cómo se podían desahogar, la escala de blues, al expresar los atropellos y las barbaridades sufridas que padecieron.

¡ESCLAVOS! Maldita sea. Fueron y humillados, violados, sobajados… peor que animales…

Resistieron.


El RAP ES AGRESIÓN, NO ES PAZ, ES VIOLENCIA

¿Y saben qué? ¡Está bien! Los felicito y congratulo. Admiro los huevos que tienen como raza, su resiliencia, empuje y fuerza para tolerar tanta, tanta, tanta mierda… tanto abuso.

El rap es una respuesta a la opresión, como el blues lo fue hace 100 años. Es irrespetuoso, agresivo, hostil y callejero. Esa es su magia y esencia. ¿Ustedes harían música amorosa cuando sus ancestros han sido pisoteados?

Una persona afroamericana fue humillada y asesinada de la peor manera posible en Minneapolis, Minnesota, la semana pasada y se transmitió en redes sociales.

George Floyd no hizo algo malo, rogaba por su vida, expresó que se sentía mal y a las autoridades les importo un carajo. Esto se ha repetido en Estados Unidos desde los tiempos del viejo oeste, pero ahora tiene mayor relevancia y reflector porque es Estados Unidos de America.

¿Se imaginan en Latinoamérica? ¿Se imaginan lo que ocurre en su país? ¿En su ciudad?

III.

Es un tema global que nos concierne a todos desde la trinchera de su servido. El 90% de la población hemos sido objetos de abuso o discriminados por nuestro género, edad, origen, etnia, orientación sexual, forma de vivir, por tener pareja o no tener, por el status social o el tipo de vida, por tener auto o no tenerlo, por lo que bebemos y comemos, por ser más inteligentes, por aspirar a un mejor puesto laboral, por la música que escuchamos…

El tema de la discriminación y el odio a las minorías nos afecta. La empatía con una persona en Minneapolis debe impactarnos y es un tema que no se soluciona con Hashtags ni desafortunadamente tampoco con respeto.

IV

Me hizo mucho ruido que en toda la radio de Minneapolis sonara “Fuck the Police” de NWA, porque confirma lo mil veces dicho: la música puede cambiar el mundo. Este track es la clara expresión de hartazgo, odio, opresión y abuso. En 1800, en 1930, en 1991 y en 2020, el panorama es el mismo. Ser alguien afroamericano en EU es un peligro, tanto como ser alguien indígena en la CDMX, como no saber leer frente al Estado, como no ser lambiscón con tu jefe para poder crecer… todo es lo mismo.

Al carajo el racismo inverso y esas estupideces. Todos hemos sido pisoteados alguna vez, discriminados y atacados.

¿Hasta pinches cuándo?

Nos encantan la música y la cultura negra, cuando se trata de fiesta, mafia, drogas, y glam, porque así somos y no nos interesan los tracks de protesta y sólo se consumien los temas antes mencionados; ahora, empaticen e imaginen esto a la inversa.

MALDITA SEA. Todo se convierte en discriminación y racismo.


Prefiero honrar lo honesto, lo que sale del corazón con la ira, el coraje, la tristeza, la desilusión, el dolor que el góspel y el blues de hace 80 años plasmaban y que con el paso del tiempo sólo cambia de autor e el intérprete y no el mensaje.

Recurden a Etta James, a Aretha, a Chuck Berry, a BB, A Ray Charles, a Nina Simone, a Ms Lauryn Hill, a Solange, a Kelela, a Dr. Dre, a NWA, a Wu Tang, a Kendrick Lamar, a Lee Fields, a Kamasi Washington, a Bobby Womack, a Charles Bradley.

#BlackLivesMatter

@2019 by Planeta9Radio. All Rights Reserved