¿POR QUÉ LIVE AT POMPEII ES LEGENDARIO?

La película dirigida por Adrian Maben no solo muestra un concierto sin audiencia en el anfiteatro de la ciudad romana de Pompeya, muestra el día en que Pink Floyd y el arte se juntaron para hacer inmortal una década completa.


Todo comenzó cuando a Adrián Maben se le ocurrió la grandiosa idea de hacer una película con los integrantes de Pink Floyd, entre una lluvia de ideas para éste proyecto, la iluminación llegó en un viaje a Italia. Maben y su novia visitaron las ruinas de Pompeya. 


Aquel día, recordó que había olvidado su pasaporte en las ruinas y tuvo que regresar solo, ya era de noche y se quedó contemplando cada monumento, pintura, escultura y detalle del lugar, sabía que era justo lo que estaba buscando. El lugar ideal para grabar a Pink Floyd.


“Mi película iba a ser una especie de anti-Woodstock. Sin público, sólo la música y el silencio. Pensé que el anfiteatro vacío tendría más significado que un millón de personas”.

Si nos ponemos por unos minutos en los zapatos setenteros de Mabet, grabar en Pompeya no iba a ser cosa fácil, sin público se pudo haber hecho playback, pero como era de esperarse, uno de los mejores cuartetos de la historia no lo iba a permitir. El concierto en vivo, se grabó con 24 canales como si se tratara de un álbum más y se comprobó que la calidad de audio superó cualquier trabajo que hayan grabado en el estudio, gracias al agradable eco que hacían las piedras de las ruinas.



Las canciones fueron seleccionadas por Waters, Gilmour, Mason y Wright con la única petición que les hizo Maben, que incluyeran al menos dos canciones de su viejo repertorio. La selección fue: Instrumental; Echoes Part I; Careful With That Axe; Eugene; A Saucerful Of Secrets; Us And Them; One Of These Days I'm Going To Cut You Into Little Pieces; Set The Controls For The Heart Of The Sun; Brain Damage; Mademoiselle Nobs; Echoes Part II. Para los grandes fans de Pink Floyd, el setlist que alimenta el alma.

Live At Pompeii se grabó en Octubre de 1971 y la premier fue en Septiembre de 1972.


La pelicula cuenta con escenas que se hicieron en París por falta de tiempo en Pompeya, a ningún miembro de la banda ni a Maben les encantaron éstas tomas, pero vamos, a nosotros sí que nos gustan. También se incluyeron entrevistas y escenas de la banda en plena grabación del Dark Side Of The Moon en los estudios Abbey Road, un regaño de Roger Waters hacia Gilmour por haber permitido un sonido sucio en su guitarra, a lo que Gilmour respondió; "Dios mío, en dónde estaría el Rock'n'roll si no existiera la retroalimentación".

Si cuentas con la película original te habrás dado cuenta que existen dos versiones distintas del instrumental introductorio: la que se utilizó en la pelicula y la que se encuentra en todas las versiones en video. Y que los primeras cintas que salieron a la venta no incluyen las entrevistas y los fragmentos de video en Abbey Road. Ojo, coleccionista. Actualmente puedes conseguir en DVD la versión “Live At Pompeii, Director’s cut " que Maben reeditó en 2003.

La respuesta al por qué Live At Pompeii es tan legendario, se lo debemos al universo, a Syd Barrett, Roger Waters, David Gilmour, Richard Wright, Nick Mason, Adrian Maben y a las piedras de Pompeya.


“En el silencio casi místico del anochecer, me di cuenta que Pompeya tenía todo: tenía muerte, tenía sexo y tenía mucha vida latente. Y en ese anfiteatro, Pink Floyd podría volver todo eso a la vida plena”.


@2019 by Planeta9Radio. All Rights Reserved